Search for content, post, videos

OMEGA, Daniel Craig y un Seamaster Diver, ¿algo más?



No hay duda, OMEGA es una marca que ha cosechado innumerables éxitos a lo largo de su historia, De Ville, Constellation, Speedmaster y la más reciente colección femenina, Trésor. Pero sin duda, una de las líneas más deseadas y que levanta pasiones en cualquiera de sus versiones es Seamaster, el éxito se debe al símbolo de vigorosidad y dinamismo que lleva implícito en cada detalle.

No es un modelo reciente -como muchos piensan-, desde 1948 ha hecho feliz a varios y los conocedores y fanáticos de la relojería han disfrutado de más de 35 versiones distintas, una de las más famosas es quizá el Seamaster Diver 300 M, usado por James Bond (personaje que utiliza la marca desde 1995 en la película Goldeneye).

Daniel Craig, actor de origen británico se siente orgulloso de portarlo. En la película Casino Royale (2006) aparecen dos modelos: Seamaster Diver 300 M Co-Axial y el Seamaster Planet Ocean 600 M Co-Axial. Después, la marca ha seguido alimentando la colección, incluso con algunas ediciones limitadas que ligan íntimamente el séptimo arte con la relojería.

Daniel Craig, amigo de OMEGA

El estilo de la más reciente campaña de Daniel Craig es impecable, la producción sin duda refleja el ánimo del agente y su inmejorable estilo. Esmoquin empapado, mirada firme y por supuesto un OMEGA en la muñeca que marcará las temidas aventuras del personaje legendario.

Daniel Craig es la cara del nuevo Seamaster Diver 300M, un caballero inglés con un estilo accesible y un compromiso con las causas sociales. No tenemos ninguna duda, él es una buena elección para transmitir el mensaje de compromiso y calidad suiza que ofrece la casa relojera.

Todos, absolutamente todos reconocen la tecnología, el diseño y la buena selección de materiales que se utilizan en esta colección. No es una casualidad que sea de los relojes preferidos de buceo, y no solo conquista océanos, por su look se adapta a cualquier momento del día e incluso, cualquier locación.

El OMEGA Seamaster Diver se transforma

Este año, OMEGA presenta una renovación completa con 14 modelos únicos, incluyendo 6 en acero inoxidable y 8 en una mezcla de acero inoxidable y oro de 18 quilates.

Con un tamaño de 42 mm, a cada nuevo Seamaster Diver 300M se le ha otorgado un calibre Master Chronometer 8800, que lleva a la colección al más alto nivel de precisión, rendimiento y resistencia magnética.

Cada detalle del diseño exterior también ha sido repensado, incluido el icónico bisel de buceo de cerámica con la escala de buceo en CeragoldTM o esmalte blanco (para una blancura y durabilidad más duraderas).

Las carátulas también son de cerámica pulida y están disponibles en color negro, azul o cromo PVD. En particular, OMEGA ha reintroducido el patrón ondulado (ahora grabado con láser) que fue una característica popular del diseño original.

Otro detalle es que los índices han sido resaltados. Por supuesto, al reverso del reloj podemos ver a través del cristal de zafiro el movimiento aprobado por METAS (Instituto Federal Suizo de Metrología) y que garantiza la resistencia a las influencias de campos magnéticos de hasta 15.000 Gauss.

Seguridad en bajo el agua

No tienes que ser un buzo profesional para usar el Seamaster Diver 300M, pero si lo eres, no hay nada mejor que la seguridad en el momento de sumersión. Un buen equipo (incluyendo el reloj) es imprescindible. El nuevo OMEGA Seamaster Diver 300M cuenta con un bisel giratorio unidireccional, un punto luminiscente a las 12 en punto y una válvula de escape de helio con una forma cónica con una tecnología patentada que garantiza la hermeticidad del reloj aun si la válvula es abierta accidentalmente bajo al agua

Bajo el agua…

En las condiciones más complicadas, más oscuras, un buzo necesita una perfecta legibilidad en su carátula, la solución en el Seamaster 300M es integrar Super-LumiNova en los 12 índices y las manecillas. Y para comodidad del usuario, este reloj cuenta con un brazalete de metal con un broche extensible patentado de OMEGA, muy útil cuando se trata de adaptarlo al traje.