Search for content, post, videos

Así inicia el año Jaeger-LeCoultre



Un reloj que derrocha miel o romanticismo, según los ojos que lo contemplen. En mi opinión es una joya femenina con una carátula en la cual elegantemente encontramos la indicación de fase lunar, además, ¿que mujer tiene alguna objeción con los diamantes? ¡Ninguna!

El nuevo Rendez-Vous Moon tiene una carátula en guilloché plateada, sus agujas y cifras florales emblemáticas, y sus chatones de las horas, el reloj refleja una elegancia discreta y refinada. Un reloj automático con calibre Jaeger-LeCoultre 925A que ofrece una reserva de marcha de 40 horas. Sin duda, lo podrás utilizar en cualquier ocasión sin miedo a equivocarte.

El reto en este nuevo modelo fue colocar el disco a las 6h, el astro de la noche, realzado por un delicado pulido, desvela sus distintas fases en un cielo estrellado de laca color azul, que realza sorprendentemente las nubes que lo sostienen. Cuando la luna está llena, redonda y brillante, recuerda con gracia que el círculo sigue siendo la forma geométrica predominante de la colección Rendez-Vous.

Cuenta con un bisel con 60 diamantes talla brillante en un engaste. Formando una simetría perfecta, la esfera interior del reloj luce 47 diamantes más pequeños. Gracias al efecto de relieve que confiere el guilloché de la carátula, un armonioso espectáculo.

Referencia: Q3578430, Q3572430

Dimensiones: 34 mm
Grosor: 9,56 mm
Calibre: 925A/1 – Automático Caja: Acero inoxidable, oro rosa Hermeticidad: 5 bar

Funciones: horas, minutos, segundero, fases de la luna Reserva de marcha: 40 h
Carátula: Guilloché plateada
Diamantes: 107 diamantes – 0,7 quilates

Fondo: Abierto